neuron1.jpg

Un equipo de investigadores de la Escuela de Medicina de Mount Sinai y la Universidad de Iceland han encontrado una correlación entre la edad en la cual el niño con Déficit Atencional (DA) comienza a tomar medicamentos y qué tan bien se desempeña luego en tests estandarizados, particularmente en matemáticas.

El estudio, que fue publicado en la revista Pediatrics en Julio de este año, utilizó las bases de datos del Icelandic Medicines Registry y de la National Scholastic Examinations. Se estudiaron los datos de 11872 niños, que comenzaron a recibir tratamiento para el DA en distintos momentos entre 4o y 7o año de enseñanza básica.

Uno de los hallazgos del estudio mostró que los niños que comenzaron el tratamiento dentro de los primeros 12 meses luego de su test estandarizado estando en 4o año sólo tuvieron un declive en sus puntuaciones académicas de 0,3 %, mientras que los niños que comenzaron a recibir medicamentos 25 a 36 meses después del test, bajaron su puntaje en 9,4 %.

“Los niños que comenzaron a tomar medicamentos para el DA inmediatamente después del test de 4o año básico tuvieron la menor disminución de su rendimiento académico… y este efecto fue más grande en las niñas que en los niños y también en aquellos menores que tenían un peor rendimiento”

Helga Zoega, PhD (Autora principal del estudio)

Este estudio se suma a una larga lista de evidencias que señalan la importancia de la detección precoz del Déficit Atencional en los niños y también la necesidad de un tratamiento adecuado.

Por eso, si tienes dudas con respecto a la posibilidad de que tu hijo o hija tenga DA, no esperes más y solicita una evaluación de diagnóstico. Ese es el primer paso para comenzar a ayudarle a mejorar su rendimiento.

Fuente:

  1. Helga Zoëga, Kenneth J. Rothman, Krista F. Huybrechts, Örn Ólafsson, Gísli Baldursson, Anna B. Almarsdóttir, Sólveig Jónsdóttir, Matthías Halldórsson, Sonia Hernández-Diaz, and Unnur A. Valdimarsdóttir. A Population-Based Study of Stimulant Drug Treatment of ADHD and Academic Progress in Children. Pediatrics peds, June 25, 2012 DOI: 10.1542/peds.2011-3493

{ 0 comments }

Carta Pública al Director de El Mercurio

by Rodrigo Paz on September 12, 2010

Señor Director,

La discusión en el parlamento de una iniciativa legal que busca erradicar las conductas de matonaje perpetradas por niños y adolescentes sobre sus propios pares en los colegios de Chile, obliga a los legisladores y a la ciudadanía en general a pensar muy bien en las causas profundas de este complejo fenómeno.

Investigaciones realizadas tanto en Chile como en el extranjero muestran que no más allá del 20% de la población infanto-juvenil se involucra en este tipo de comportamientos.

¿Qué lleva a este sub-grupo de niños y adolescentes a ejercer este tipo de violencia, de una manera muchas veces sádica y cruel?

¿Qué impide que la repulsa natural a inflingir dolor en los pares inhiba este comportamiento?

Las Neurociencias Clínicas y la Psiquiatría Biológica han aportado en los últimos veinte años un creciente volumen de evidencia científica indicando que muchos de estos niños y adolescentes padecen de severas anormalidades en el neuro-desarrollo que impiden el funcionamiento normal de circuitos cerebrales que resultan esenciales para un adecuado control de los impulsos agresivos y la representación mental del dolor y el sufrimiento tanto propio como ajeno.

El seguimiento de estos niños hasta la vida adulta muestra que la mayoría de ellos desarrolla severos trastornos del ánimo que a veces terminan incluso en el suicidio y/o la cárcel.

La neuro-psiquiatría infanto-juvenil dispone hoy día, en pleno siglo 21, de un amplio arsenal de intervenciones psico-farmacológicas y psico-sociales que, aplicadas integradamente, permiten rehabilitar a la mayoría de estos niños y a sus víctimas.

No basta entonces con penalizar estas conductas y a quienes las permiten.

Es necesario que el Ministerio de Salud se haga parte activa en el abordaje integral de un problema en el cual tiene mucho que decir y hacer tanto en su prevención primaria como secundaria.

La conducta persistentemente violenta en niños y adolescentes es, casi siempre, un síntoma que nos debiera alertar sobre la presencia de grave patología neuro-psiquiátrica.

Desconocer o negar este aspecto del problema constituye, simplemente, negligencia y mala práctica.

Ver la carta y los comentarios en El Mercurio online

Rodrigo Paz Henríquez

Médico Psiquiatra, Post-Doctorado en Neurociencias Clínicas

Centro de Salud Mental Familiar, Municipalidad de la Reina

Perito Forense Defensoría Penal Pública

{ 2 comments }

Tragedia de los mineros atrapados: El estrés no es suficiente para generar trastornos psicológicos o psiquiátricos

September 6, 2010

Lo hemos visto a través de las pantallas de televisión: en su mayoría, los mineros atrapados están de buen humor, tranquilos y de ánimo estable. Sólo una minoría de ellos están presentando síntomas sugerentes de patología psiquiátrica. Esto pone en entredicho la vieja creencia de que las condiciones adversas y el estrés propio de nuestras [...]

Read the full article →

Hello world!

August 25, 2010

Welcome to WordPress. This is your first post. Edit or delete it, then start blogging!

Read the full article →